Para crear una amistad hacen falta años, pero se puede destruir en cuestión de segundos.

Vlade Divac, exjugador de baloncesto.

La guerra de Yugoslavia fue atroz, como todas las guerras, estúpida, como todas las guerras. ¿Y algo más estúpido que una guerra civil, una guerra entre hermanos? Hermanos y Enemigos es un documental que narra, desde el punto de vista del superviviente de la dupla, como la guerra de Yugoslavia deterioró la amistad de dos personas a las que el baloncesto convirtió en hermanos. Vemos como hombres unidos por un sueño, que trabajan juntos durante meses, aislados de sus familias, lejos de casa, que viven ese ambiente único de los equipos, esa magia que convierte a los desconocidos en hermanos, se separan por unas circunstancias ajenas a ellos, por una guerra que ellos no provocan pero de la que son víctimas indirectas.

En el documental se cierra un círculo, algo nada fácil ya que las heridas aún están frescas. Los caminos empiezan siempre por un primer paso, y este documental lo es. Felicidades a Divac por el valor a la hora de hacer este documental, y a todos los jugadores, serbios y croatas que aparecen… un primer paso.

Saber más: